¿los jovenes pasan de la política?

enero 1, 2010

FUTURO

Según los datos que maneja el INJUVE y publica periódicamente (aquí puedes ver la V encuesta) , los jóvenes pasan de la política y se preocupan principalmente por su futuro próximo y más en concreto por las pocas perspectivas que encuentran en cuanto a las posibilidades de trabajo (precariedad, explotación y bajos salarios), problemas de acceso a la educación, problemas económicos y familiares, de vivienda (o mejor dicho, imposibilidad de independizarse por los costes de la vivienda), etcétera.

Consideramos que esto únicamente es un punto de vista y un punto de vista interesado que demoniza a los jóvenes desde una visión cínica, instalada y bienpensante.

¿Que los jóvenes pasan de la política en un país donde el índice de afiliación a partidos políticos no llega al 4% de la población y el de sindicación al 9%?, ¿Que los jóvenes pasan de la política en un país donde el paro juvenil afecta a más de 1/3 de los jóvenes demandantes de empleo?, ¿Que pasan en un país donde el sistema de vida implantado les condena a no poder independizarse hasta la media de los 28 años de edad por falta de recursos y por falta de vivienda asequible? ¿en un país donde la clase política es considerada por la población como el tercer problema después del paro y de la situación económica? ¿en un país donde en sólo un año se han encarcelado mil cargos públicos por cohecho o corrupción? ¿en un país donde la política ha implantado un sistema burocrático de partidos miméticosy de delegación e irresponsabilidad para la inmensa mayoría? ¿donde la alternancia no es realmente una alternancia política sino una poliarquía plutocrática de componendas e intereses de unas élites amigas y alejadas de la sociedad?.

Si tienen curiosidad, indaguen en las actas (son públicas) de las sesiones del Congreso o del Senado, o de cualquier cámara autonómica, y miren cuántas veces, de qué modo y para qué se ha abordado la juventud y la política hacia la juventud. ¿No son discursos huecos y retóricos? ¿No están plagados de miedos y prejuicios?. Si miran los discursos de los “otros” actores sociales (sindicatos, patronal, iglesias, etcétera) verán que la cosa no difiere mucho. Y las medidas políticas que se desarrollan en todos los órdenes, ¿benefician o perjudican en realidad a los jóvenes? ¿quién pasa de quién?

Como decimos, el mensaje constante de pasotismo de los jóvenes es un punto de vista. Pero un punto de vista para nada inocente. Pretende victimizar (y detrás del victimismo se esconden las políticas paternalistas y reactivas) y desmotivar a los jóvenes y conducirlos a la impotencia y al autoflajelo: ¡que sean como nosotros! Y lo hacen desde unos postulados que no se sostienen, planteando una visión maniquea en la que los “mayores” son responsables, ecuánimes, comprometidos, etcétera, y los jóvenes un desastre complaciente y consumista.

Ahora bien, los que nos predican (a veces con una nostalgia enfermiza) su compromiso de antaño y su ímpetu en su juventud, casualmente, nunca estuvieron metidos en compromisos de ningún tipo. Aquí nos conocemos todos, amigos, y gente implicada hubo muy poca antaño, tal como ahora, y les podemos asegurar que casi ninguno de los predicadores de hogaño estaban entre los comprometidos (pero sí entre los arribistas).

Los que predican con ese énfasis el conformismo de los jóvenes parece que no se ven en un espejo.

Tal vez los jóvenes nos devuelven una imagen propia amplificada ¿es esa la que no nos gusta?. Entonces. ¿Por qué no abordamos políticas transformadoras y de empoderamiento de los jóvenes para que no sean más de lo mismo?

Como decimos, no es que los jóvenes pasen de la política. Pasan de nuestra manera instalada de hacer la política. Desacatan y desertan de nuestro mundo descomprometido y se niegan (al menos el tiempo que pueden) a jugar a nuestros pasteleos.

Porque muchos de esos jóvenes sienten un compromiso diferente y, si nos fijamos con más atención, realizan prácticas de vida y de compromiso diferentes y tal vez incomprensibles para nosotros.

¿Es el ejército una salida para los jóvenes?

diciembre 16, 2009

Leemos en un periódico andaluz que casi 4000 jóvenes malagueños han solicitado en las últimas convocatorias el ingreso en el ejército para huir de la crisis.

Pastando+en+la+Puerta+del+Carmen

El ejército ofrece a los soldados un salario variable, con un mínimo de cerca de 15000 euros anuales que se puede incrementar en función del destino. Igualmente el ejército, como siempre, mantiene para los militares un gran número de privilegios y de condiciones que el resto de los ciudadanos ni siquiera pueden aspirar a obtener, y que van desde la homologación y el reconocimiento de titulaciones civiles por estudios militares de poco esfuerzo, hasta la obtención de ayudas  económicas para vivienda, economato y otros.

Ahora bien, y aún a un precio tan insolidario, ¿es una opción adecuada para los jóvenes pertenecer a una institución que promueve valores autoritarios, reaccionarios y machistas, que participa en acciones de guerra e injerencia en otros países, que hace de la violencia y del uso de las armas su razón de ser, que cuenta a sus espaldas con muchos episodios de ruptura de la conviviencia y de dictadura y que pasa por ser una de las más peligrosas, poco transparentes y nefastas de la humanidad?

Si la razón de entrar al ejército es conseguir privilegios, la realidad es que el ejército ofrece bien poco y poco ético a los jóvenes. Si se trata de correr aventuras o de salir del hogar paterno, existen formas más edificantes y realizadoras de hacerlo.

Dejamos abierto el debate con esta pregunta que, creemos, ronda la cabeza de muchos jóvenes y la preocupación de muchos adultos.

Preocupaciones de los jóvenes

diciembre 7, 2009

El mosquito, como siempre, anda espiando por los rincones.

Hoy nos ha tocado un grupete de chavales que discutía acaloradamente. No vamos a reproducir (se nos olvidó la grabadora esta vez) su conversación, pero sí a comentar que entre las preocupaciones que los chavaletes tenían estaba la de la paga, porque al parecer, con la crisis ésta se ha venido abajo estrepitosamente, y esto dificulta el ocio juvenil. Además se plenteaban un tremendo conflicto en la casa y es el tema de la hora de salida y de llegada a casa. Los chavales se quejan de una cierta incoherencia porque les ponen horas de llegada (sobre todo a las chicas) muy rígidas pero luego, cuando están en casa, no les hacen ni caso y tampoco se interesan por su vida y sus necesidades. Otra queja tiene que ver con lo pesados que se ponen en casa con las labores del hogar y la limpieza del cuarto, con los problemas que les ponen para usar internet, chatear,…

Un chaval se quejaba de una charla que le ha dado un tutor en el colegio. Que si pasas de todo, que si era un irresponsable, que si no estudiaba…que si le faltaba al respeto, que lo mejor que podía hacer es no ir por clase,… en ningún momento, decía, se había preocupado por preguntarle si tenía problemas personales o en su casa, si comía todos los días y, en fin, algunas cosas que en el caso de este chaval matizaban bastante el discurso tipo de los profes y señalan a las claras uno de los perfiles de lo que podemos llamar conflicto estereotipado profesor-alumno.

Intentaremos entrar a alguna de sus casas para conocer el otro lado del asunto: la opinión de los padres.

Problemas de un maestro

diciembre 4, 2009

Hablar de educación desde el escritorio es diferente a hacerlo desde la tarima (con el debido cuidado de no tropezar con la misma) o desde el pupitre. Hemos encontrado un vídeo de Gomaespuma que puede servir de aliciente para plantear, con un cierto tono de humor, situaciones de a diario que ponen en entredicho los buenos consejos.

Con el mismo queremos aguijonear los comentarios y sugerencias sobre aspectos educativos tales como la disciplina, la autoridad, la relación intercultural, los contenidos, etcétera, pero sin perder el humor.

Futuro a la bolognesa

noviembre 27, 2009



Envíalo a Keegy.com
Hasta los Mosquitos sabemos que si tenemos laurel, cebolla, ajo, carne picada, tomate, sal y pimienta, podemos preparar una exquisita salsa bolognesa. Lo que pocos saben es que existe otra manera de tener una buena bolognesa, aunque esta caiga un poquito más pesada al estómago. Sus ingredientes: una buena dosis de desoncierto educativo, muchos, pero muchos kilos de amor al mercado, un puñado de uniformismo, grandes cantidades de visión cortoplacista, aderezadas con ansias sociales suicidas. Si se mezclan estos ingredientes y se colocan sobre la lenta llama de la desinformación se consigue un plato de rechupete: El Plan Bolonia.

España y Europa entera están ya, tenedor en mano, disfrutando las delicias de un plato sabroso, relamiéndose al pensar en un futuro pujante, competitivo. Un futuro donde sus jóvenes salgan de las universidades como expertos en aquellas formaciones que demanda el mercado, con la posibilidad de prestar sus servicios en cualquier punto del gran país europeo y de este modo ponerse a la altura de grandes potencias como EE.UU o Japón.

Y es ahí a donde los mosquitos nos desplazamos (en blogonave). Gracias a dos pilotos Tuertos, nos trasladamos a Japón, reconocida potencia del conocimiento, la innovación y la tecnología. A estas características, ya conocidas, sumamos uno que nos sorprendió: su amor por la bolognesa.

Desde hace años, Japón viene implementando nuevas políticas universitarias que nos recuerdan mucho al estilo competitivo-ultraliberal que se plantea en Europa con el Plan Bologna. Y conocer la situación de Japón nos permitiría hacer un viaje al futuro del que se podrían sacar conclusiones de valor. Nuestros tuertos amigos nos hablan de Japón y nos preguntamos si no hablarán de España y del futuro de Europa, con sus planes Bolonia en la mochila. Si se atreven a hacer el viaje, advertimos a la audiencia que el contenido de lo que van a leer, puede herir sus sensibilidades y por qué no decirlo, hacerles fruncir el ojete, con todo respeto.

Con ustedes: La historia de la generación perdida. (Gracias amigos tuertos!)

 

“La tecnología japonesa es de sobras conocida en todas partes del globo. Todos hemos tenido alguna vez algún electrodoméstico, alguna videoconsola o algún aparato japonés en casa. La tecnología siempre ha estado al orden del día en este país, ya que hasta ahora los japoneses no esperaban el futuro, sino que se lo inventaban.Durante este periodo, las compañías crearon un sistema de reclutación de empleados que ya he comentado por encima antes, pero que procederé a explicar aquí con más detalle. Los alumnos universitarios japoneses, durante el tercer año universitario, y con más de un curso todavía por delante, buscan trabajo en diferentes empresas. Los más afortunados lo encuentran ese mismo curso académico, y los menos lo hacen durante el cuarto y último, el cual dedican casi íntegramente a este propósito. Las empresas, por su parte, se comprometen a contratarlos a partir del año fiscal inmediatamente siguiente a su graduación, lo que significa acabar la universidad en febrero y comenzar a trabajar en abril. La gente que antes de acabar la carrera universitaria no ha encontrado trabajo, difícilmente vuelve a encontrarlo porque la mayoría de empresas solamente contratan gente para trabajar a partir de abril y las personas que han estado un año sin trabajar suelen ser rechazadas sistemáticamente.Si bien esto pasaba con las universidades privadas, las hasta hace poco universidades públicas se podían permitir el lujo de mantener el nivel porque percibían subvenciones estatales. Pero para acabar de liarla, siguiendo con la política de privatización de todos los servicios públicos del país, el gobierno ha privatizado este año todas las universidades públicas que quedaban sin privatizar: ya no existe ni una sola en todo el país, hecho que ha sumado a éstas a la lucha para conseguir alumnos o, lo que es lo mismo, hacer más fáciles las carreras.  Leer el resto de esta entrada »

El botellón

noviembre 25, 2009

Una de las preocupaciones de los chavales y chavalas es la del botellón. Como Mosquitos que somos, nos interesa mucho conocer las costumbres botellonísticas y los diversos aspectos relacionados con esta manera de utilizar el ocio. Aunque los mayores suelen mirar con ojos censores estos comportamientos, convendría encontrar las claves desde las que resulta tan atractivo el botellón para los jóvenes.
No queremos aventurar hipótesis, pero ahí lanzamos algunas ideas provocativas:

1) No se trata de promover botellones, pero sí de entender qué necesidades (de diversión, de cohesión, de pertenencia, etcétera) cubre éste en los jóvenes, de cara a reinventar modelos de ocio creativos, sanos y atractivos para los jóvenes botellonísticos.

2) Se trata de sacar también conclusiones del modo de comunicación y de difusión de noticias y convocatorias que usan los jóvenes, para aprender de estos usos, habida cuenta de su eficacia (recordar macroconvocatorias de botellón en numerosas provincias de España).

3) Se trata de indagar no sobre el mundo que nos gustaría, sino sobre los pasos para ir transitando en este que hay. No es cuestión de condenar y anatemizar a los jóvenes por estar “cojos” ante la vida, sino de encontrar “muletas”, si hacen falta, para que puedan apoyarse en ellas y salir hacia otras propuestas desde una moral liberadora (y no represiva o conservadora).

4) Lo más difícil. Se trata de indagar y descubrir lo positivo de estos actos. ¿o es todo malo?.

La Historia en colores

noviembre 24, 2009

La Historia es una de las materias que, pudiendo ser de las más apasionantes de un curso, muchas veces se convierte en un laberinto de fechas y nombres sin relación entre sí. Tal vez sea por eso que en el ambiente se percibe tanto despiste con el presente y el futuro. Probablemente sea difícil, pero es urgente comenzar a tirar de ese hilo, el de la historia, para descubrir las costuras y descosidos que se llevan hoy en día. Y para preparar un buen traje para los días que vendrán.

Como siempre, el Mosquito quiere dejarles a los futuros costureros un regalo. En este caso, un excelente trabajo en vídeo de Pedro Cruz que conocimos gracias a la revista Educación 2.0 . Se trata de una visualización de la expansión y declive de los imperios europeos (Británico, Español, Francés y Portugués) desde 1800.  Quién dijo que la historia no podía ser atractiva?

Asamblea de Madrid: ellos ganan

noviembre 20, 2009

Como habrán podido comprobar, mis dotes de espía ya han sido probadas en el recordado episodio de los profes. Por lo comentarios recibidos, entiendo que no lo hice mal. Pero todo Mosquito necesita mejorar, perfeccionarse. Por eso, esta tarde he tenido el placer de acudir a la escuela que todo alado desea, la meca de los insectos, el templo del espionaje: la Asamblea de Madrid.

Acudí de incógnito a una comparecencia sobre Educación, específicamente sobre Formación Profesional. Como era de esperar, nadie reparó en mi presencia, así que pude elegir sitio. El hemiciclo, semivacío. Ya estarán por llegar, me dije a mi mismo, pensando en los diputados y también en el público que no daba señales de vida. Gracias a mis informantes, me había llegado el dato de que esa tarde se tratarían temas importantes de Formación Profesional (F.P.) y que el ambiente profesoril estaba muy movilizado ya que sufrían en carne propia los efectos y defectos de la política educativa madrileña. Por lo tanto, daba por hecho que las tribunas estarían a rebosar. En otra de mis misiones, oí decir a diferentes profes que la F.P. estaba muy mal, que los currículos no estaban terminados ni actualizados, que nadie sabía a dónde habían derivado a los numerosos alumnos que no lograron plaza en los diferentes grados a los que pretendían acceder, que la financiación para las becas Erasmus era prácticamente nula, que el nivel de inglés otro tanto, y así infinidad de críticas y análisis de primera mano sobre un asunto que nadie conoce mejor que ellos. Supe además, que casi todos los I.E.S. que imparten F.P. fueron invitados a acudir al Pleno y por eso me esperaba un ambiente interesante. Viéndome revolverme para todos lados, una mosca vieja y fondona que descansaba sobre el gorro de un guardia me miró casi sin verme y me dijo: “Cálmese amigo, donde hay ambiente es afuera, aquí, imposible. Si no no andaría por estos sitios”

Me dio un baño de realidad. Entonces comprendí todo. Comprendí que el debate no iba a empezar, ya había comenzado. Que el hemiciclo a medio gas era su aforo habitual. Y que la Formación Profesional, pasaría por el atril casi sin hacer ruido. Escuché a los portavoces, a la Consejera, a la presidenta de la cámara, que cuando no se limaba las uñas cortaba el turno de palabra y dejaba los argumentos a medias. Escuché al portavoz de Educación del grupo popular hacer gala de las peores artes de la oratoria, el ninguneo, la descalificación, la chulería (un modelo para los jovenzuelos, eso sí, desde la tarima que le confiere autoridad) y ví a la Consejera de Educación conversar con sus amiguetes de bancada mientras los parlamentarios de la oposición le acercaban las demandas que habían podido recoger del profesorado.

Con tristeza, me detuve observando las sillas vacías de la tribuna y pensé: ellos ganan, vosotros no. Ganan ellos porque no hay ojos ni oídos que los estén viendo u oyendo. Porque tienen rienda suelta para relamerse en sus fantasías autocomplacientes. Porque nadie puede rebatir sus divagues. Cuando ellos cuentan lo maravilloso que es el trabajo que están haciendo en Formación Profesional, cuando dan cifras espectaculares de la inmensa inversión en Educación que están haciendo, cuando se felicitan por la calidad de sus PCPI, cuando cuentan que son los que más centros han creado, los que más profesores han nombrado, los que más han dignificado la FP, ningún testigo, ningún protagonista está ahí para verles mentir en sus caras. Solo están algunos parlamentarios de la oposición, que, con algunas excepciones, casi no se enteran de qué se está hablando porque están leyendo una revista, o chateando con amigos. Tal vez es un pensamiento infantil, pero me imaginé las tribunas llenas de gente, llenas de fiscales que con su mirada les obliguen a trabajar, a no mentir, a no leer revistas en el curro, a atender a quien les está hablando, a argumentar en lugar de chulear, en fin, cosas básicas. Parecidas a las que, en clase, reclaman a los más jóvenes, con tanta prosa y tanta ira.

Queridos profes, queridos políticos, hoy teníais examen de Educación para la Ciudadanía. Estáis suspendidos.

En Madrid los colegios privados son más del 50% del total

noviembre 18, 2009

fuente: El público

Es la primera vez y la primera Comunidad Autónoma donde el número de colegios privados (y la inversión pública en ellos) supera al de públicos.

La curiosa particularidad española hace que gran parte de los colegios privados (en mano de la Iglesia su inmensísima mayoría) se encuentren en régimen jurídico de “concertación”, es decir, son privados (pertenecen a una empresa que se lucra con su actividad), pero reciben financiación pública (al margen de las cuotas suplementarias que exigen a las familias)

Se supone que este “Concierto” se produce porque las administraciones públicas no tienen capacidad de inversión pública (y por eso pide el favor a los colegios religiosos de suplirles) y para garantizar la libertad de elección de los padres sobre el tipo de educación que quieren dar a sus hijos, aunque a veces se usa otro discurso más reconocible que es el de la eficiencia de lo privado frente a la obsolescencia de lo público.

Se da el caso de que en la Comunidad de Madrid gobierna una señora que es un verdadero remedo de Margaret Tatcher (tanto en las ideas, como en el descaro y en la permanente) que va atizando los fuegos del dogma neoliberal. Pero si nos preguntamos por la oposición política veremos la falta de coherencia, pues sus líderes no sólo coinciden en la vida práctica con la lideresa de la derecha (es decir, llevan a sus hijos a colegios privados y muchos de ellos a los más elitistas) sino que defienden con la boca pequeña (cuando no deslegitiman, que también lo hacen) la enseñanza pública.

De modo que tampoco es tan extraño que ocurra esto en Madrid.

Debate Mosquito: La autoridad del profesor

noviembre 15, 2009

Los mosquitos abrimos la hora del debate y lo hacemos con un asunto complejo y difícil: el tema de la autoridad de los profes en el aula. Esperamos vuestros comentarios, artículos, puntos de vista y aportaciones. Aquí vamos!

bart-simpson-generator

No puede ser que un profesor esté la mayor parte de la clase mandando callar a los alumnos”. Este fue el argumento central que esgrimió Esperanza Aguirre, la presidenta de la comunidad de Madrid, cuando  lanzó en el parlamento regional su propuesta de convertir por ley a los docentes de primaria y secundaria de los centros públicos en “autoridad pública”.

¿Qué significa ser autoridad pública para el derecho?

Tal vez convenga explicar brevemente para qué vale en la legislación penal española ser “autoridad pública” (poli, juez, diputado, ministro, etcétera) para entender el enfoque de Esperanza Aguirre y, con ella, de la derecha española, de gran parte de los sindicatos educativos y de otros especímenes entusiasmados con la propuesta que, acto seguido, aplaudieron con más o menos matices.

Cuando alguien es autoridad pública y se le “desobedece” se incurre en un delito que puede llevar al “refractario” a la cárcel y que dejará antecedentes penales. Peor es el asunto si a la desobediencia acompaña la agresión, en cuyo caso las penas normales del código penal para cualquier agresión (que las hay) se agravan por la condición de autoridad pública del agredido o agredida. Es decir, la condición de autoridad pública vale para contar con un instrumento represivo frente a quienes desobedecen o desacatan las órdenes de esa autoridad. Leer el resto de esta entrada »