Archive for the ‘ESO’ Category

Cuál es tu problema?

noviembre 17, 2010

Eso. Cuál es tu problema? No estaba. Me tuve que ir. Tuve que dejar de escribir. El Mosquito dejó de batir sus alas. Y qué?

Nunca te pasó? Nunca te aplastaron contra una pared? Nunca te arrancaron las patas entre carcajadas e insultos? Nunca te ahogaron en una tasa de té caliente? Nunca te encerraron en un puño hasta dejarte sin aire, ahogándote con tu propia lengua? Nunca recibiste, en la indefensión absoluta, un certero golpe de periódico que deja todo cancelado, suspendido para dentro de mil vidas? Al Mosquito le pasó.

Desde ese lugar donde me quedé, casi como quien está mirando un vídeo, pude ver todo lo que pasó en estos meses. Sin atinar a moverme, vi juventudes en pie de guerra, políticos en campaña electoral, sindicatos en decadencia, economías respirando de mentira y familias sucumbiendo de verdad. Lo ví con los ojos vidriosos de un Mosquito mudo, disecado.

Sin embargo, una vez más, unos imberbes vinieron a fastidiarlo todo. Nada es más tranquilizador que un certificado de defunción. Y ahí tuvieron que venir, niñatos buenos para nada, a decir que no, que nada de finales. Que al contrario, que ahora viene lo bueno. Que es el tiempo de decir lo que otros no dicen. Que es momento de pensar, de hablar, atropellar, enloquecer,  arrollar, amedrentar y revolver a estos que permanentemente “dicen poco, porque saben poco!”. Tiempo de sacudir a los que, como el Mosquito, veían con ojos de lata como la mugre lo cubre todo.

Sabido es que a este alado, dar guerra le gusta más que a un político una cámara. Así que aquí estamos, gracias a Calle 13, al Residente, al Visitante, de nuevo listos para el vuelo.

Calle 13, estos tremendos puertorriqueños (ya hablaremos de ellos y su música), sacan disco nuevo, “Entren los que quieran”. Este primer corte de su disco, “Calma Pueblo” fue censurado en muchos países latinoamericanos. Así que ahí lo tienen. Querías sopa? Pues toma dos tazas.

Anuncios

Hiyab. El debate enmascarado. Por Leila Ajoud Zaanani

mayo 24, 2010

Estimados lectores del Mosquito, quien hoy escribe no es uno de los habituales alados a los que ya estáis acostumbrados. El artículo que publicamos a continuación nos lo acercó una querida amiga, Leila, alumna de bachillerato de un instituto vallecano. El tema de la prohibición del Hiyab (o Hijab) en un centro educativo madrileño y todo el revuelo que se armó alrededor ha hecho que se escriban numerosos artículos al respecto y que días más tarde, ya no se hable del tema y no se haya entrado al fondo del asunto. Desde el Mosquito, no quisimos alimentar más esa nube de debates enmascarados (argumentan sobre algo, aunque en realidad están hablando de otras cosas) y preferimos que sea una joven la que nos diera su opinión al respecto. Aquí la tienen, y esperamos que sirva como ejemplo, sinvergüenzas, para que os animéis a escribir y a dejar opiniones, si es que las tenéis, je (otra vez salió la maldad mosquitil,  mosquis!)

EL HIYAB ES “PELIGROSO” PUBLICAMENTE, por Leila Ajoud Zaanani

La polémica de Najwa Malha ha dado mucho que hablar en todos los institutos públicos  de Madrid. No solo porque están renovando las leyes internas de cada instituto sino por los comentarios (algunas veces a favor y otras en contra) de los distintos alumnos:

“Si yo en clase no puedo entrar con gorra ¿Por qué una chica que encima viene de otro país si puede entrar con la cabeza tapada?” “Además los que se quejaron tanto por la cruz como por la enseñanza de religión en los colegios y/o institutos públicos fueron los musulmanes….” “Qué vergüenza, en sus países nos obligan a taparnos y en el nuestro imponen sus leyes ¡qué vergüenza! si lo dice hasta el refrán :donde fueres haz lo que vieres…”

Y así miles y miles de opiniones parecidas …ese día en el instituto parecía que todo el mundo era especialista en el islam. Después de escuchar tanta sandez, una chica que llevaba el pañuelo para ir al instituto, decidió poner en juego su opinión personal: “¿No somos tan modernos que no cabemos en nosotros mismos? Es decir, si vemos a una chica que está absolutamente en su derecho de vestirse con aros , piercings , de negro, con los ojos marcados ….decimos ¡viva la libertad de expresión!…pero que una chica musulmana lleve el pañuelo por voluntad propia ¿no? No pensáis que estáis actuando como gente falsa y prejuiciosa y que, teniendo en cuenta que estamos en pleno s. XXI, eso es muy raro? Sobre todo en jóvenes. Yo, para respetar las demás religiones y aceptar la mía propia, tuve que leerme  bien de seguido el antiguo pentateuco y acabar con el nuevo testamento… así me hice musulmana  y estoy orgullosa de serlo si dios quiere, y no me tengo por qué avergonzar de ello ahora. Muy bien, si por algún motivo tuviera que entrar en una sinagoga, soy la primera musulmana que por respeto me quitaba el hijab y me ponía una quipa.
Esa chica (al igual que yo) tiene una vida absolutamente normal. Supongo yo que no tendrá sangre verde, ni los musulmanes hemos venido de alfcentauro. Ella eligió el hijab. Bien, razón tenéis cuando decís que no todas son privilegiadas como nosotras que no lo eligieron sino que las obligaron, pero ¿qué es mejor: que vayan al instituto con pañuelo o que se queden en casa preparando cuscús y depender de un hombre para que la de de comer el resto de su vida? ¿Sabéis lo fácil que es para un marroquí decir a su hija que no va al instituto de “los españoles” porque no le dejan usar el pañuelo? Con ello no lo estoy justificando, simplemente ha venido de otra cultura muy diferente a la oriental… Sin embargo, si esa chica se forma, estudia y acaba obteniendo un puesto de trabajo podrá explicar a su padre el porqué está mal obligarle a una persona a que actué como tú quieres que actué.
Además , ¿qué pasa, que yo soy menos feminista que vosotras? Ni hablar. Con 19 años que tengo, tanto yo como muchas chicas hemos sido las primeras en acabar el bachillerato, en trabajar cosas que aquí son muy comunes pero allí es como el boom de las europeas…
Pienso que si prohíben el hijab muy en el fondo estaríais actuando como los marroquís que lo obligan. En eso tiene que elegir la misma chica si lo acepta o no, y que conste que no se es mas musulmana por llevar pañuelo que por no llevarlo”

Dos opiniones muy opuestas que hicieron que toda una clase de bachillerato acabase en gritos, llantos, insultos y malas miradas. ¿Es posible que, con toda la mezcla que se ve en Madrid de inmigrantes de todo tipo ya sean peruanos , ecuatorianos, marroquíes, rumanos, polacos, chinos … ect. siga habiendo estos recelos a lo nuevo?
Una clase normal de colegio público abarca toda una gama de tonalidades de piel , de colores de ojos y de sonrisas diferentes dependiendo del lugar de procedencia de cada alumno :una chica ecuatoriana está en su derecho de llevar su chapela para mantener el vivo recuerdo de su país natal ;una marroquí lleva su hiyab islámico por motivos religiosos; una chica gitana en luto va vestida de negro en manifestación de su dolor; una cristiana guineana lleva su pañuelo negro encima de su pelo……y así hasta mas tonalidades y mezclas fantásticas que, en vez de demostrar nuestra ignorancia, demuestra nuestro conocimiento de las demás culturas.

Para terminar, desde el Mosquito les dejamos un corto muy interesante sobre el tema, “Hiyab”, de Xavi Sala y varios artículos que nutrieron el debate en estos días.

Artículos:

Blog de Turquía

Opiniones de personalidades políticas: El País

Cabellos velados, miradas veladas.

Por qué no, un poco de Savater?

Alumnos inmigrantes. La profecía autocumplida

febrero 16, 2010

“Rafael es un chico de 16 años de origen dominicano que vino a vivir a Madrid por reagrupación familiar desde hace dos años. En la actualidad se encuentra escolarizado en un instituto de su distrito de Aluche, pero no se siente a gusto por muchos factores. Su acogida e integración en el ámbito familiar, en el centro educativo y en el barrio está siendo muy difícil por una serie de incomprensiones y malentendidos que se van sumando a su vida cada día.

De una parte sus profesores piensan que Rafael era una buena persona cuando ingresó en el Instituto, pues valoraban en él su ingenuidad y su silencio. Pero su opinión respecto al chico ha ido cambiando pues ven con desconfianza y a través de múltiples prejuicios las nuevas relaciones de amistad que el chico va estableciendo en este nuevo entorno. No entienden como Rafael desaprovecha la oportunidad de vivir en un ambiente -más desarrollado económicamente- para hacerse amigos y amigas de verdadero provecho para su desarrollo. Los profesores, en su mayoría, piensan que se desperdicia, e incluso pierde el tiempo y la posibilidad de labrarse un buen futuro, juntándose con chavales que se socializan por costumbre en la calle y se identifican con el movimiento sociocultural del hip-hop. Se escandalizan porque cambió su indumentaria por ropa de mayor tamaño. No saben que ese hecho es en si mismo la prueba de que su relación de amistad está basada en la solidaridad, pues entre los miembros de su panda se intercambian o dejan la ropa como lo hacen los hermanos mayores a los menores. Su grupo, aunque fuera pacifista y deportista, es para la sociedad una “banda latina”, y por ende, se los relaciona con actos inmorales y hasta si se tercia delictivos. Para muchos profesores, los jóvenes hijos de inmigrantes, nacidos o no en el país, sólo tienen futuro académico si se relacionan con autóctonos, como si no existiera también en dicha población los fenómenos de deserción y absentismo escolar.

Su madre, por su parte, desconoce la personalidad, gustos e intereses de su hijo. Lo adora, pero no sabe quién es su hijo en realidad. Ambos tienen poco tiempo de convivencia juntos. Se puede decir que son extraños porque durante más de 10 años han vivido separados, pues ella para buscar un futuro mejor a su familia viajó hace más de 10 años a España, dejando a sus padres al cuidado de Rafael. Durante esta última década no ha parado de trabajar para conseguir el dinero suficiente para cumplir a cabalidad los requisitos que exige el trámite de reagrupación. Además, ella ahora tiene una nueva pareja y un hijo de su última relación, y no le queda tiempo para ahondar en sus relaciones familiares, y mucho menos para tejer redes sociales. Lo poco que conoce de su hijo son las quejas que mes a mes recibe de los profesores. Ella no sabe cómo ayudarle en su integración, desconoce los motivos de su desarraigo y las etapas de este proceso. Además no sabe quién o quiénes pueden ayudarle a su hijo, y a ella misma, en este sentido. Al parecer no existen agentes sociales capacitados para ello. Por tanto, su madre se debate entre el sentimiento de culpabilidad por el abandono forzado al que sometió a su hijo, y por otra parte, se siente superada por lo que escucha de los demás acerca de él. Muchas veces termina dándole la razón a los profesores acerca de las pocas posibilidades que tiene su hijo para labrarse un futuro próspero tanto en España como en República Dominicana pues se termina creyendo lo que dicen los medios y la sociedad acerca de éstos jóvenes. (more…)

Hallazgo científico: encuentran un Profesor Motivado

enero 21, 2010

Fuentes periodísticas han acercado a la redacción del Mosquito un descubrimiento científico de primer orden que causará seguramente estupor y sorpresa en los ámbitos nacionales e internacionales. Según cuentan los informantes, un grupo de investigadores de la Universidad Leticia II de Kalijipundristán, han encontrado un testimonio de la existencia de una especie que se creía desaparecida. Desde hace años se viene dando por hecho que esta especie había sucumbido a los avatares y conflictos de la vida moderna y que en el proceso de evolución de las especies le había tocado palmarla.

Los aventureros investigadores han encontrado a este espécimen escondido en un aula de los Estados Unidos e inmediatamente lo han cogido, llevado al laboratorio, tomado medidas, catalogado, fotografiado y han llegado a la siguiente conclusión: se trata sin lugar a dudas de un Profesor Motivado.

Han realizado las contrapruebas propias del método científico con el fin de establecer que no se trata de un robot, un efecto óptico, un holograma o un hippie. Y la respuesta es concluyente: es un ser de la raza humana, profesor de música, trabaja en un colegio público, tiene muchos alumnos, estos son de diferentes razas, colores, estaturas, origen, culturas, tamaño de pie, y al parecer el muchacho estaría bajo los efectos de algo llamado motivación, que transmite de manera descontrolada a sus alumnos. Cautivos de este estado de alteración del comportamiento, tanto al profesor como a sus alumnos se los vió realizando incomprensibles sesiones de canto, baile y demás expresiones que se creían desaparecidas de los centros de estudios. Un análisis más exhaustivo de su composición orgánica ha dado como resultado la siguente tabla:

  • Pisamilina (Niveles de lectura del Informe PISA): 0. 4%
  • Creatividol (creatividad):94,4%
  • Hidratos de amor por su profesión: 97. 2%
  • Proteínas de confianza en sus alumnos: 98,9%
  • Cagatodil (miedo a los diferentes): 1,8%
  • Encimas de fermentación (encimas que envejecen y sirven para no tener ni puta idea de la realidad de tus estudiantes): 0,62%
  • Pormisantisimidas (un alto nivel de esta sustancia permite a un profe enseñar por el método “Por mis santísimos cojones”): 3, 8%
  • Desalentol compuesto (Compuesto formado por la tendencia natural al desaliento y el nivel de charlas de pasillo que se tienen con otros profesores desalentados): 2,1%

Las autoridades federales han alertado a los gobiernos y estos se han puesto en contacto de inmediato con Ricardo Moreno Castillo, autor del Panfleto Antipedagógico, para estudiar la manera de abordar este posible factor desestabilizador del orden pedagógico desalentador imperante. Según parece, al incauto Profesor Motivado, lo han trasladado a un Instituto de Enseñanza Secundaria de Madrid, donde lo someten a un tratamiento intensivo de desmotivación para ver si se vuelve normal.

Seguiremos informando…

Fuente:You Tube

La traducción de la canción Viva la Vida de Coldplay, aquí.

PS22 es el coro. Y aquí un comentario sobre Gregg Breinberg, su profesor en la Public School 22, Graniteville (Staten Island), en Nueva York.

Asamblea de Madrid: ellos ganan

noviembre 20, 2009

Como habrán podido comprobar, mis dotes de espía ya han sido probadas en el recordado episodio de los profes. Por lo comentarios recibidos, entiendo que no lo hice mal. Pero todo Mosquito necesita mejorar, perfeccionarse. Por eso, esta tarde he tenido el placer de acudir a la escuela que todo alado desea, la meca de los insectos, el templo del espionaje: la Asamblea de Madrid.

Acudí de incógnito a una comparecencia sobre Educación, específicamente sobre Formación Profesional. Como era de esperar, nadie reparó en mi presencia, así que pude elegir sitio. El hemiciclo, semivacío. Ya estarán por llegar, me dije a mi mismo, pensando en los diputados y también en el público que no daba señales de vida. Gracias a mis informantes, me había llegado el dato de que esa tarde se tratarían temas importantes de Formación Profesional (F.P.) y que el ambiente profesoril estaba muy movilizado ya que sufrían en carne propia los efectos y defectos de la política educativa madrileña. Por lo tanto, daba por hecho que las tribunas estarían a rebosar. En otra de mis misiones, oí decir a diferentes profes que la F.P. estaba muy mal, que los currículos no estaban terminados ni actualizados, que nadie sabía a dónde habían derivado a los numerosos alumnos que no lograron plaza en los diferentes grados a los que pretendían acceder, que la financiación para las becas Erasmus era prácticamente nula, que el nivel de inglés otro tanto, y así infinidad de críticas y análisis de primera mano sobre un asunto que nadie conoce mejor que ellos. Supe además, que casi todos los I.E.S. que imparten F.P. fueron invitados a acudir al Pleno y por eso me esperaba un ambiente interesante. Viéndome revolverme para todos lados, una mosca vieja y fondona que descansaba sobre el gorro de un guardia me miró casi sin verme y me dijo: “Cálmese amigo, donde hay ambiente es afuera, aquí, imposible. Si no no andaría por estos sitios”

Me dio un baño de realidad. Entonces comprendí todo. Comprendí que el debate no iba a empezar, ya había comenzado. Que el hemiciclo a medio gas era su aforo habitual. Y que la Formación Profesional, pasaría por el atril casi sin hacer ruido. Escuché a los portavoces, a la Consejera, a la presidenta de la cámara, que cuando no se limaba las uñas cortaba el turno de palabra y dejaba los argumentos a medias. Escuché al portavoz de Educación del grupo popular hacer gala de las peores artes de la oratoria, el ninguneo, la descalificación, la chulería (un modelo para los jovenzuelos, eso sí, desde la tarima que le confiere autoridad) y ví a la Consejera de Educación conversar con sus amiguetes de bancada mientras los parlamentarios de la oposición le acercaban las demandas que habían podido recoger del profesorado.

Con tristeza, me detuve observando las sillas vacías de la tribuna y pensé: ellos ganan, vosotros no. Ganan ellos porque no hay ojos ni oídos que los estén viendo u oyendo. Porque tienen rienda suelta para relamerse en sus fantasías autocomplacientes. Porque nadie puede rebatir sus divagues. Cuando ellos cuentan lo maravilloso que es el trabajo que están haciendo en Formación Profesional, cuando dan cifras espectaculares de la inmensa inversión en Educación que están haciendo, cuando se felicitan por la calidad de sus PCPI, cuando cuentan que son los que más centros han creado, los que más profesores han nombrado, los que más han dignificado la FP, ningún testigo, ningún protagonista está ahí para verles mentir en sus caras. Solo están algunos parlamentarios de la oposición, que, con algunas excepciones, casi no se enteran de qué se está hablando porque están leyendo una revista, o chateando con amigos. Tal vez es un pensamiento infantil, pero me imaginé las tribunas llenas de gente, llenas de fiscales que con su mirada les obliguen a trabajar, a no mentir, a no leer revistas en el curro, a atender a quien les está hablando, a argumentar en lugar de chulear, en fin, cosas básicas. Parecidas a las que, en clase, reclaman a los más jóvenes, con tanta prosa y tanta ira.

Queridos profes, queridos políticos, hoy teníais examen de Educación para la Ciudadanía. Estáis suspendidos.

Debate Mosquito: La autoridad del profesor

noviembre 15, 2009

Los mosquitos abrimos la hora del debate y lo hacemos con un asunto complejo y difícil: el tema de la autoridad de los profes en el aula. Esperamos vuestros comentarios, artículos, puntos de vista y aportaciones. Aquí vamos!

bart-simpson-generator

No puede ser que un profesor esté la mayor parte de la clase mandando callar a los alumnos”. Este fue el argumento central que esgrimió Esperanza Aguirre, la presidenta de la comunidad de Madrid, cuando  lanzó en el parlamento regional su propuesta de convertir por ley a los docentes de primaria y secundaria de los centros públicos en “autoridad pública”.

¿Qué significa ser autoridad pública para el derecho?

Tal vez convenga explicar brevemente para qué vale en la legislación penal española ser “autoridad pública” (poli, juez, diputado, ministro, etcétera) para entender el enfoque de Esperanza Aguirre y, con ella, de la derecha española, de gran parte de los sindicatos educativos y de otros especímenes entusiasmados con la propuesta que, acto seguido, aplaudieron con más o menos matices.

Cuando alguien es autoridad pública y se le “desobedece” se incurre en un delito que puede llevar al “refractario” a la cárcel y que dejará antecedentes penales. Peor es el asunto si a la desobediencia acompaña la agresión, en cuyo caso las penas normales del código penal para cualquier agresión (que las hay) se agravan por la condición de autoridad pública del agredido o agredida. Es decir, la condición de autoridad pública vale para contar con un instrumento represivo frente a quienes desobedecen o desacatan las órdenes de esa autoridad. (more…)